¿Cómo escoger la temática de un evento?

La temática es el punto de partida de un evento. Es la imagen, la forma, la percepción… Una buena temática va a permitir darle coherencia a todos los elementos que forman parte de un evento. Es el hilo conductor y debe verse reflejada en cada uno de los apartados, en el contenido, en la imagen, en las redes sociales o la tecnología, entre otros. Por ello, hoy nos queremos centrar en ese aspecto y queremos darte una serie de ideas para escoger la temática perfecta para tu evento.

Los eventos empiezan por desarrollar una buena temática, un concepto sólido que de forma a todo lo demás. Es el punto inicial de toda organización. Si se trata de una fiesta o un evento de ocio, tenemos más margen. Pero para organizar un evento corporativo de éxito, hay que definir bien el tema que queremos presentar. Para ello, debemos tener en cuenta una serie de aspectos:

  • Intereses del público. Es en lo primero que debemos pensar. La audiencia es clave y depende de la temática escogida, la asistencia será mayor o menor. 
  • Medios disponibles, tanto a nivel de personal como la tecnología u otros elementos con los que podemos contar.
  • Es importante hacer partícipe a los asistentes y por supuesto a tu equipo de trabajo. Reuniones de contenidos y debates para escoger la mejor temática. Pros y contras.
  • Plantea alternativas y diferentes posibilidades para valorar con perspectiva las opciones.
  • La temática debe cumplir con los objetivos del evento. Un evento corporativo puede tener diferentes objetivos como mejorar la imagen de marca, aumentar la interacción con el público, generar confianza, prestigio… A partir del objetivo de tu evento, desarrolla diferentes posibilidades según las temáticas planteadas. Esto te ayudará a escoger la definitiva.

De la temática escogida dependerá el diseño del evento, la decoración, la escenografía e incluso el catering. Es importante apostar por la creatividad pero sobre todo dar forma a un evento con sentido.